Adriokayaks | Historia
22
page-template-default,page,page-id-22,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
 

Historia

ADRIO 2001-2016. ¡GRACIAS A TODOS NUESTROS CLIENTES!

Son más de 25 años, los que José Antonio Fernández Adrio, lleva dedicados a la fabricación de productos para piragüismo.

 

Después de trabajar para una conocida compañía destinada a la construcción de material náutico; Adriokayaks nace en el año 2001 con la ilusión de una nueva empresa, pero con la experiencia acumulada de tantos años de dedicación al sector. Surge también como un reflejo de tantas y tantas inquietudes que se ven plasmadas en el trabajo diario y en los nuevos diseños, en constante renovación.

 

El cuidado y experto manejo de los diferentes materiales, da como resultado unas determinadas características a las construcciones; de esta forma, podemos adquirir una pala o una piragua “a la carta“. Nuestros clientes eligen el modelo, la calidad y Adrio aplica la experiencia conseguida con su trabajo diario.

Expansión

Adrio fabrica palas para cualquier modalidad de piragüismo, además, fabrica kayaks de polo, modalidad en la que destaca con gran brillantez; sus kayaks han formado y forman parte de países campeones del mundo.

 

Adrio comienza a fabricar kayaks de polo para clubes en España; por proximidad, empieza a vender también en países como Portugal y Francia, y es en éste último donde actualmente tiene su mayor mercado.

 

En los últimos años también exporta a otros países europeos como Dinamarca, Irlanda, Inglaterra y Alemania.

 

A nivel mundial, cuentan con material Adrio en Rusia, Singapur, Japón y en colonias francesas como La Guyana o Isla Reunión.

Innovación

Esta confianza y aceptación por parte de los palistas de todas las modalidades y de cualquier nivel, es el resultado de un trabajo constante y de una decidida apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías.

 

Para Adrio es importante el respaldo y confianza que en él depositan todos estos deportistas; esta cordialidad es el reflejo de la experiencia y cuidado en la elaboración de los productos, lo que hace prácticamente de cada una de las embarcaciones o palas Adrio, un modelo personalizado.